Si os dijera que os concedo un único deseo para impulsar a vuestras organizaciones, la mayoría de vosotros me pedirías la fórmula mágica para anticiparos a los retos del sector y así poder tomar las mejores decisiones de negocio. Nadie puede adivinar el futuro pero sí que podemos predecirlo analizando la información y datos que tenemos. ¿Me acompañáis en este viaje hacia la cultura del dato?
Antonio Sanchez Boned
May 06, 2022

Nuestro sector de gran consumo sigue en una situación convulsa que no acaba de establecer un escenario de normalidad. El sector parece estar a prueba de situaciones extremas, esto demuestra nuestra fortaleza y capacidad de adaptación.

Parecía que habíamos superado el periodo COVID, generando muchos aprendizajes y haciendo que cada día seamos mejores. Por si no habíamos tenido bastante, este nuevo ejercicio nos encontramos con una situación de  incrementos en los costes, lo cual tiene como consecuencia un incremento de los precios que aún no ha finalizado. Esto está generando tensión en la relación entre fabricante y distribuidor. Además el nuevo conflicto surgido en Ucrania ha vuelto a tener efectos negativos en el corto y medio plazo. En ninguna de nuestras mejores previsiones hubiéramos podido prever una conjunción de variables que nos llevaran al actual escenario.

Si algo tengo claro es que a pesar de todo nuestro sector siempre está a la altura de las circunstancias cubriendo las necesidades de los consumidores. Pero no todo serán malas notícias, en este ejercicio se devolverá los flujos de negocio entre canales que permitirá una imagen nuevamente real.

Otro tema imparable es el avance tecnológico, mediante el cual las tecnologías existentes y emergentes en el mercado pueden resolver los desafíos de nuestras empresa e impulsarlas hacia adelante.

El dato como aliado para ganar

Ahora más que nunca debemos utilizar toda la información disponible para hacer nuestros negocios más eficientes. En este artículo me gustaría hablaros sobre la necesidad casi obligatoria que tiene nuestro sector en avanzar en la cultura del dato. Aunque hemos mejorado, la apuesta de la utilización de los datos todavía no está al nivel de otros sectores, como el de banca, seguros, etc.

Los datos se deben utilizar para empoderar a los equipos, fomentando su accesibilidad y su manejo. La apuesta por desarrollar una cultura del dato no funciona sin personas, son compañeros de viaje inseparables. No necesitamos equipos con un perfil técnico en exceso, además muchas veces no disponemos del tiempo y nos faltan recursos tecnológicos.

La figura de un partner que incorpore fortaleza tecnológica y además conocimiento de negocio es clave .

Los algoritmos se han vuelto nuestros grandes aliados. Una recomendación para un buen arranque puede ser hacer un ejercicio inicial para ver donde estamos y donde nos gustaría estar en el medio y largo plazo en cuanto a necesidades de información .

Un factor clave es la transversalidad de la  información, debe existir el criterio de compartir entre las diferentes áreas de la compañía, solo de esta manera podemos aspirar a ser una  empresa Data Driven y evitaremos mucho trabajo en vano y no alineado.

En el momento que la información se comparte y se hace accesible para todos se rompen muchos paradigmas y la organización rema en una misma dirección.

En nuestro sector todavía nos falta cultura del dato. No puede haber empresas que no incorporen como eje estratégico la apuesta por la información y datos. Para ello, tener líderes convencidos es la clave de este viaje.

Compartir el dato es la única vía

Una vez realizado este trabajo en interno, debemos iniciar la fase de compartir la información con nuestros aliados (clientes, proveedores, asociaciones…). Un estudio realizado por AECOC nos dice que el 78% de los retailers encuestados estaría dispuesto a compartir datos de sell out.

Los proyectos colaborativos se han incrementado y aquí se abre una gran oportunidad: la de identificar insights y casos de uso de mejora. Iniciar este tipo de proyectos nos hace ganar en inmediatez, intensidad en el negocio, detectamos oportunidades cuantificadas y ponemos en marcha un plan de acción. Es importante establecer objetivos comunes con una visión win – win, determinar estos vínculos reafirma la confianza entre las partes. Los resultados tangibles y cuantitativos, tienen como consecuencia el incremento de ventas, márgenes y eficiencia en las principales palancas del negocio.

Por ponernos en contexto de cómo está evolucionando nuestro sector, la periodicidad de la información por tienda puede llegar a ser diaria, bienvenidos al fabuloso mundo de cómo gestionar el negocio en base a los datos incorporando la posibilidad de tener planes de acción a corto plazo.

El retorno de la inversión puede ser en el corto plazo y esto genera un impacto directo en nuestra actividad desde el minuto uno. Las empresas ya se están dando cuenta de las ventajas que obtienen si comparten y colaboran en base a los datos.

Detectar insights potencia áreas de crecimiento

Por poner un ejemplo, un proyecto de análisis de surtido puede generar una mejora en la  eficiencia de un 10% sobre ventas en valor. Y esto simplemente definiendo nuestras mejores referencias en base a tipología de tienda y enseña.

El número de palancas que podemos activar en un proyecto de Business Insights es muy importante: surtido, implantaciones, promociones, innovación, roturas de stock

Seguramente deberíamos activar gran cantidad de acciones novedosas y sin éxito garantizado para conseguir algo parecido. El círculo se cierra si incorporamos y cruzamos información del consumidor disponible ya que así tendremos una visión completa de nuestra actividad.

La cultura del dato ha llegado para quedarse

La tendencia es irreversible y ha llegado para quedarse, ahora no solo hay que tener la intención sino que hay que activar planes. Esta apuesta necesita de inversión y para ello hay que tener en cuenta en nuestros presupuestos, que en muchas ocasiones el retorno está garantizado. El poder compartir esta oportunidad con nuestros clientes te hace un partner de verdad, y si además lo conviertes en acciones que repercuten en la cuenta de resultados, conseguimos el modelo ganador.

Me gustaría finalmente hacer un reconocimiento a AECOC por apoyar esta cultura y seguir buscando vías de colaboración entre fabricantes y retailers. Recordad que la experiencia es un grado pero el dato nunca se equivoca. Desde aquí sigo animando al sector a ser un referente en este viaje por la cultura del dato.