Un año más, hemos participado en el AUSAPE Fórum que ha tenido lugar el 28 y 29 de septiembre en Bilbao donde hemos abordado las claves para impulsar el proceso de transformación de las empresas.

Los datos han estado siempre en nuestras vidas. Pero es ahora -en la era de la disrupción digital - cuando disponemos de la tecnología y conocimientos necesarios para sacar provecho a los datos y transformarlos en información de valor e insights de negocio.

Los líderes de todos los sectores e industrias son conscientes del alto valor de los datos como un activo estratégico para mejorar las decisiones de negocio. Preguntas como cuál es la tendencia del mercado y cómo abordarla, cómo podemos optimizar la gestión del punto de venta, cuál será la previsión de la demanda para poder controlar el stock, si los clientes están encontrando lo que necesitan cuando lo necesitan o cómo poder ser más precisos en la planificación del presupuesto, pueden ser respondidas a través de una estrategia de datos. 

Hemos reflexionado sobre cuáles son los retos a los que se enfrentan las compañías a día de hoy y la importancia de dar un paso muy importante: pasar de usar los datos para la estrategia a disponer de una estrategia del dato, con responsables, objetivos claros y un plan de acción detallado. 

Tras poner foco en las bondades y comentar la necesidad de un plan y gestión del mismo, nuestros ponentes han enfatizado en que no se podrá ejecutar si no contamos con una receta, entendida como la estrategia o pasos a seguir; y un chef o líder del plan que asegure que todo lo descrito sucede. 

Aquí es donde entra en juego el rol del CDO, responsable de alinear las estrategias de gestión de los datos junto con las metas u objetivos de la empresa de forma eficiente, y los tres grandes retos a los que se enfrenta: 

  • Persuadir a la organización del Valor del Dato y motivar la cooperación para lograrlo.
  • Liderar el cambio cultural que suponen la transformación data-driven.
  • Considerar las implicaciones éticas del uso de los datos.

En definitiva, procesos que garanticen el buen funcionamiento, personas responsables de asegurar el cumplimiento de estos procesos y tecnología para gestionar de forma material los datos en sus diferentes etapas se integran en la receta que las empresas de hoy en día necesitan para abordar la transformación cultural. 

Sep 30, 2021